play_arrow

Etiquetas para reflexionar

Icluido pero

micPablo Zoseltoday1 de enero de 2021 7 1

Fondo
share close
  • cover play_arrow

    Icluido pero Pablo Zosel


«Ahora vayan y cuéntenles a sus discípulos, incluido Pedro, que Jesús va delante de ustedes a Galilea. Allí lo verán, tal como les dijo antes de morir» (Mar. 16:7, NTV, la cursiva es nuestra).

Recuerdo aquella nevada mañana porque supe, después de leer este versículo, que de ahí en más vería las cosas de forma diferente.

Un autor cristiano escribió una reflexión basada en este texto y, aunque la leí sin mucho cuidado, vi esta historia bajo una nueva luz.

El autor mencionaba que en ella podíamos encontrar el «evangelio de la segunda oportunidad».

Pedro había negado a Jesús, había visto su mirada en el patio, había llorado amargamente —arrepentido por su proceder—, y ahora probablemente extrañaba a su Maestro, quien ya descansaba. Seguramente, el nuevo día había amanecido sombrío sin su amigo tan querido.

No sé cómo habrá amanecido tu primer día de este nuevo año.

Quizá comenzó lleno de expectativas y entusiasmo. Quizá, como Pedro, acarreas culpas del pasado. Quizá pensar en el futuro te resulta abrumador. Quizá tus resoluciones no son tan claras aún. Quizá sientes que el año no ha terminado en realidad y que el peso de otro número es más de lo que puedes soportar por tu cuenta. O también puede ser que el cambio de fecha no represente mucho para ti y hoy haya comenzado como comienzan tantos otros días.

Cada nuevo día, Dios nos recuerda que nos da una nueva oportunidad para vivir, llena de esperanza y alegría.

Jesús, al resucitar, dejó una invitación para sus discípulos, y mencionó específicamente a Pedro. Le aseguró que seguía incluido en el grupo, pero sobre todo, le aseguró que seguía amándolo y que quería verlo otra vez.

Al iniciar un año nuevo, tenemos la oportunidad de replanteamos ciertas cosas.

Aprovechemos esta fecha para recordar que Jesús nos está haciendo una invitación similar. Quiere recordarnos que está vivo, que está dispuesto a perdonarnos, que quiere darnos otra oportunidad y vernos otra vez.

Es que aún tiene muchos planes para nosotros y quiere usarnos de formas espectaculares cada día de este año para ser de bendición para otras personas. Quiere recordarnos que va delante de nosotros y que, así como cumplió tantas de sus promesas, también va a cumplir su promesa de volver. Escribamos nuestro nombre en lugar del de Pedro, propongámonos tener una relación íntima con él y aceptemos con gozo este «evangelio de la segunda oportunidad».


Etiquetas para reflexionar

Rate it

Contáctanos

0%