El buen pastor

0
354

Aunque ascendió a la presencia de Dios y comparte el trono del universo, Jesús no ha perdido su naturaleza compasiva. Hoy el mismo tierno y amante corazón está abierto a todas las angustias de la humanidad.

Compartir
Artículo anteriorPara Estudiar y Meditar
Artículo siguienteNo estamos lejos del hogar
Diseñador Gráfico y Administrador Web.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here